Foto. pixabay

ESTADOS UNIDOS.- El número de estadounidenses que buscan beneficios por desempleo aumentó la semana pasada a 898.000, un número históricamente alto que evidencia que los despidos siguen siendo un obstáculo para la recuperación de la economía de la recesión pandémica que estalló hace siete meses.

El informe del jueves del Departamento de Trabajo muestra que el mercado laboral sigue siendo frágil y coincide con otros datos recientes que han señalado una desaceleración en la contratación.

A la economía todavía le faltan 10,7 millones de puestos de trabajo para recuperar los 22 millones de puestos de trabajo que se perdieron cuando la pandemia golpeó a principios de la primavera.

Todo tiene que ver con el asunto del coronavirus del cual, mucha gente aún lo está tomando muy a la ligera sin tomar las medidas más elementales como el uso de mascarillas y utilizarlo correctamente en boca pero también en nariz.