Gabriel Boric. Imagen publicada en las redes sociales @ MundoLN

Santiago, Chile. Recientemente, los medios locales reportaron que la Convención le entregó la nueva Constitución a Gabriel Boric. Además, se dijo que así empieza otra pelea crucial en Chile. Por su parte, Gaspar Domínguez, vicepresidente de la asamblea, médico de 33 años pasó el año pasado escribiendo la nueva constitución de Chile como parte de una asamblea de 154 miembros.

Se dio que Domínguez abrazó y felicitó a sus compañeros que se congregaron afuera; acababan de terminar de redactar el texto que podría cambiar el curso de la historia del país y sentar precedentes para la igualdad de derechos en todo el mundo.

Cabe destacar que el lunes, la asamblea entregará el borrador de texto terminado al presidente Gabriel Boric antes de que se ponga a disposición del público. Los chilenos tendrán dos meses para revisar el documento y decidir su destino en un referéndum obligatorio el 4 de septiembre.

Te puede interesar: Google invertirá cerca de 10 millones de dólares en capacitación digital para mujeres mexicanas

Se reportaron que Domínguez, elogió la constitución como una victoria democrática y confía en el resultado final: “Estamos muy emocionados”, dijo.

“Además de los derechos sociales, los derechos de vivienda y los derechos de educación, la constitución innova en materia de igualdad”.

Expresó Domínguez a los medios.

“No basta con decir que todos somos iguales, tenemos que tomar medidas afirmativas”, agregó el vicepresidente de la asamblea.

Indicaron que este documento menciona cuotas de participación equitativa de las mujeres en las instituciones públicas y garantizar la inclusión LGBTQ+ en los espacios políticos.

Es importante resaltar que los llamados a una nueva constitución surgieron luego de las protestas durante la primavera chilena de 2019 cuando millones salieron a las calles exigiendo una reforma social a pesar de la represión de mano dura de las fuerzas estatales.

Se indicó que la constitución actual del país fue señalada como la causa fundamental de la asombrosa desigualdad y el alto costo de la vida  porque abogaba por la privatización no regulada y favorecía las políticas neoliberales.

Destacaron que, en ese entonces, miles resultaron heridos y decenas fueron asesinados, alimentando el descontento y exacerbando la desconfianza de los actores políticos, especialmente hacia el gobierno conservador de Piñera que estaba en el poder en ese momento.