MÉXICO.- Petróleos mexicanos se encuentra dentro de las tres empresas con los mayores riesgos para el medio ambiente y sociales en el planeta, de acuerdo con un estudio de México Evalúa.

Si Pemex no mejora el manejo y gestión de sus riesgos ambientales, sociales y de gobernanza, quedará excluida de las mejores opciones de financiamiento en los próximos años, debido a que estos aspectos, si son negativos, deterioran las notas crediticias en general para las empresas, organizaciones y gobiernos.

Mediciones que han sido incluidas por las calificadoras y las empresas más grandes e importantes del mundo como una medida para estandarizar los riesgos. El estudio identificó que Pemex se encuentra con los riesgos más severos en los indicadores de sostenibilidad ESG (medio ambiental, social y gobernanza, por sus siglas en inglés).

Crece la contaminación, entre 2018 y 2019, las emisiones de gases de efecto invernadero en el segmento de refinación tuvieron un considerable aumento.

Como ejemplo, las de dióxido de carbono aumentaron 32%, que es el principal contaminante que genera este fenómeno; y un incremento de 69% en el óxido de azufre, que es el principal causante de la lluvia ácida y de enfermedades pulmonares.

México evalúa encontró que no existen estrategias claras para mitigar estos aumentos y además, no se trata de una prioridad para la empresa de acuerdo con el documento.

Tan sólo una quinta parte de la contaminación que existe en la Ciudad de México es provocada por la dispersión de dióxido de azufre y de particulas PM 2.5 suspendidas desde la zona de Tula, Hidalgo (lugar donde se encuentra una de las refinerías de la paraestatal), hasta Tepeji del Río, Querétaro.

Se ha ligado a males cardiovasculares, cerebrovasculares, neurológicos y respiratorios ya que, de acuerdo con el documento, cerca de 11 mil personas mueren por causas relacionadas a una mala calidad del aire en la zona metropolitana del Valle de México.

De acuerdo con su reporte trimestral de Banxico, se debe pagar el 18.3% de su deuda total en menos de un año, por lo que Pemex encuentra inmersa en un gran número de problemas financieros.

La deuda total de Pemex asciende a 2 billones 340 mil 100 millones de pesos.

Y con todo y esto, el presente régimen de México, construye otra refinería y adquirió otra mal calificada de Texas, en plenos albores de la sustitución de vehículos de propulsión de combustión interna por vehículos eléctricos, lo que depara una real quiebra en los próximos años afectando la vida económica y financiera de futuras administraciones y contaminando con tecnología antigua los ríos, valles, y el aire de México y del mundo.

Foto. Facebook.

MR