Foto Ilustrativa. Pixabay

INTERNACIONAL.- Recuperaron este domingo los Rescatistas indonesios más cuerpos de los escombros dejados por un sismo, elevando la cifra de muertos a 78, mientras ingenieros militares lograban reabrir carreteras dañadas para permitir el paso de suministros de ayuda.

Llegó a la afectada ciudad de Mamuju y al distrito vecino de Majene, más equipamiento pesado en la isla de Sulawesi, donde golpeó el temblor de magnitud 6.2 el viernes, indicó Raditya Jati, portavoz de la Agencia Nacional de Alivio de Desastres.

Un total de 67 personas fallecieron en Mamuju y 11 en Majen, dijo el director de de preparación de la Agencia Nacional de Rescate y Búsqueda, Didi Hamzar.

También empezaron a restablecerse el suministro eléctrico y las conexiones telefónicas.

Miles de personas se quedaron sin hogar y más de 800 resultaron heridas, dijo Jati.

Casi 27 mil 850 personas fueron trasladadas a refugios, según datos de la agencia de emergencias.

La mayoría fueron a refugios improvisados que se han visto castigados por los aguaceros del monzón. Sólo unos pocos tuvieron la suerte de conseguir carpas de lona impermeable.

La gente dijo que faltaban comida, mantas y otros materiales de ayuda, mientras se enviaban suministros a la zona afectada.

MR