Foto Iustrativa. Pxabay

ESTADOS UNIDOS.- Una paloma mensajera ha sobrevivido a un extraordinario cruce del Océano Pacífico de 13.000 kilómetros desde Estados Unidos para encontrar un nuevo hogar en Australia.

Ahora las autoridades consideran al ave como un riesgo de cuarentena y planean matarla.

Kevin Celli-Bird dice que descubrió que el ave exhausta que llegó a su patio trasero de Melbourne en diciembre había desaparecido de una carrera en Oregon dos meses antes.

Los expertos sospechan que la paloma, llamada Joe en honor al presidente electo, viajó en un barco de carga.

La hazaña de Joe ha atraído la atención de los medios australianos, pero también de las notoriamente estrictas autoridades de cuarentena.

Celli-Bird dice que le pidieron que atrapara al ave porque lo consideraban un riesgo de enfermedad.

“Independientemente de su origen, cualquier ave domesticada que no haya cumplido con el estado de salud de importación y los requisitos de prueba no puede permanecer en Australia”, dijo un portavoz del Departamento de Agricultura, Agua y Medio Ambiente en un comunicado.

“El único resultado posible para manejar el riesgo de bioseguridad es la destrucción humana del ave”, continuó el comunicado.

Dice que American Racing Pigeon Union confirmó que estaba registrado a nombre de un propietario en Montgomery, Alabama.

El proceso para traer palomas legalmente a Australia es difícil y puede costar decenas de miles de dólares, según la BBC . Ninguno ha sido importado legalmente de los EU. En más de una década.

MR