Foto. goal

Alemania.- Para agarrarse a golpes con un aficionado, un jugador del Hamburgo, actualmente en la segunda división de Alemania, saltó de manera sorpresiva a la grada. La eliminación del equipo Hamburgo en la primera ronda de la Copa de Alemania ante el contincante Dinamo Dresden, de la tercera división, por un 4-1 no fue bien tomada por el jugador Toni Leistner.

Por lo que salto de la cancha y subió hasta la tribuna para protagonizar una pelea ya que el corpulento defensa no tomó bien las críticas y gritos de un aficionado. La intervención del personal de seguridad hizo que el hecho pasara a mayores, así como la ayuda de otros aficionados que intervinieron para detener a Leistner. Tras el penoso incidente, y ya que recibió una lluvia de cervezas de los aficionados, el futbolista del Hamburgo trató de continuar con una entrevista que estaba dando pero no lo logró.