Una organización de financiación privada llamada We Build the Wall comenzó a trabajar este fin de semana en un proyecto para construir una sección del muro fronterizo cerca de El Paso, Texas.

El ex secretario de Estado de Kansas, Kris Kobach, dijo el lunes en «Fox & Friends» que el proyecto se llevó a cabo porque existe una «brecha ridículamente grande» cerca del Monte Cristo Rey que los traficantes de drogas y humanos están aprovechando.

La barrera se construirá en terrenos privados.

«Esta es la primera vez que una organización privada construye un muro fronterizo en un terreno privado», dijo a Pete Hegseth, y agregó que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército había dicho previamente que la franja de tierra era demasiado resistente para la esgrima.

Dijo que el proyecto fue financiado a través de donaciones privadas a la organización. La contribución promedio ha sido de solo $ 67, «pero muchas personas han contribuido», dijo Kobach.

Se produjo inmediatamente después de que un juez federal impidiera que el presidente Trump construyera secciones clave de su muro fronterizo con dinero asegurado en virtud de su declaración de emergencia nacional, lo que podría suponer un revés temporal en una de sus prioridades más altas.

La orden del juez de distrito de los EE. UU. Haywood Gilliam Jr., emitida el viernes, impide que se inicie el trabajo en dos de los proyectos de muros con mayor prioridad financiados por el Pentágono: uno que abarca 46 millas en Nuevo México y otro que cubre 5 millas en Yuma, Arizona.

El sábado, Trump se comprometió a presentar una apelación acelerada de la decisión.