RUTHERFORD COUNTY, TN

Un trabajador de cocina contractual en el centro de detención para adultos del condado de Rutherford fue admitido en el centro médico de la universidad de Vanderbilt por una razón desconocida, pero probó positivo para la prueba COVID-19, dijo Dan Rudd, director médico del centro de detención.

Alrededor de 50 reclusos y personal se sometieron a exàmenes masivos en el Centro de Detención.

Un preso, que trabaja en la cocina, probó positivo en una prueba de pantalla para COVID-19.

Fue colocado en aislamiento y se sometió a una prueba de anticuerpos que fue negativo, ahora permanece en aislamiento hasta que el personal médico esté seguro de su estado. El recluso no tiene síntomas.

Todos los reclusos en la cocina llevan guantes y redes de pelo y cubre bocas de un solo uso a diario.

El personal de la cárcel llevó a cabo saneamiento adicional a profundidad lo que han hecho desde el inicio de la pandemia.