El Senado estadounidense se pronunciará el lunes, ocho días antes de las elecciones presidenciales, sobre la candidatura de la jueza Amy Coney Barrett, nominada por Donald Trump a la Corte Suprema, anunció este martes el jefe de la cámara alta del Congreso.

“Votaremos para confirmar a la jueza Barrett el próximo lunes”, afirmó el senador republicano Mitch McConnell en un encuentro con la prensa.

“Pienso que será otro gran logro en nuestro esfuerzo por situar en los juzgados federales a hombres y mujeres que creen en la singular noción de que quizás el trabajo de un juez es precisamente el de seguir la ley”, añadió.

La magistrada conservadora, de 48 años, fue designada el 26 de septiembre por el presidente republicano para suceder al ícono progresista y feminista Ruth Bader Ginsburg, fallecida ocho días antes.

Pese a la oposición de los demócratas que querían dejar pasar las elecciones del 3 de noviembre, Donald Trump y sus aliados republicanos aceleraron el proceso para obtener el aval del Senado, obligatorio según la Constitución, antes del escrutinio.

La jueza Barrett fue escuchada durante tres días por la comisión judicial del Senado la semana pasada.

Esta jurista destacada, que acudió a la audiencia acompañada por seis de sus siete hijos, reconoció que su fe católica juega un papel importante en su vida, pero juró mantenerla separada de su trabajo de jueza.

Durante una cortés pero intensa batería de preguntas, Barrett rechazó sin embargo revelar sus posiciones sobre varios temas candentes, comenzando por el derecho al aborto.

La comisión jurídica debe reunirse de nuevo el jueves para realizar una primera votación de procedimiento que permitirá arrancar al día siguiente con  los debates en sesión plenaria. Se necesitarán todavía varias etapas antes de proceder al voto final el lunes.

Teniendo en cuenta la mayoría republicana en el Senado (con 53 asientos de 100), y a pesar de la deserción anunciada de dos senadoras republicanas, la jueza Barrett tiene la confirmación prácticamente asegurada.

La magistrada podría prestar juramento inmediatamente después y unirse al templo del derecho en vísperas de las elecciones. 

Con información de © Agence France-Presse