Tennessee. Este lunes se informó que el sospechoso del atentado de Nashville, identificado como Anthony Quinn Warner, le había dicho a un vecino que el mundo, ni Nashville, lo olvidarían.

Los medios indicaron que esto parecía una conversación amistosa entre vecinos. Solo después de que una bomba explotó en el centro de Nashville, en la mañana de Navidad, Rick Laude, quien es el vecino, comprendió el siniestro significado detrás del comentario sonriente de su vecino de que la ciudad y el resto del mundo nunca lo olvidarán.

Noticia recomendada: Arrestaron a un hombre que imitó el audio de la explosión en Nashville

Laude declaró este lunes que se quedó sin palabras cuando se enteró de que las autoridades identificaron a su vecino de 63 años, Anthony Quinn Warner, como el hombre sospechoso de detonar una bomba que hirió a otras tres personas y dañó docenas de edificios.

“Oh, sí, Nashville y el mundo nunca me olvidarán”.

Expresó Anthony Quinn Warner.

Por su parte, Laude dijo que no pensó mucho en el comentario. Además, pensó que Warner solo quería decir que «algo bueno» le iba a pasar económicamente.

Los medios precisaron que Warner dejó pistas que sugieren que planeó y tenía la intención de suicidarse en el bombardeo. Sin embargo, el motivo claro siguen sin descubrirlo.

Las autoridades aseguraron que Warner no había estado en su radar antes de Navidad. Un informe policial publicado el lunes mostró que el único arresto de Warner fue por un cargo relacionado con la marihuana en 1978.

Imagen publicada por las autoridades y difundida por los medios