Jalisco, México. – El pasado miércoles, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, por medio de la Secretaría de Asistencia Social, hizo entrega de 106 cheques por un monto de 2.906.122 pesos del Fideicomiso Fondo Estatal de Desastres Naturales (FOEDEN) a todas las familias afectadas por las lluvias y desbordamiento de arroyos que ocurrieron los días 8 y 9 de julio en Acatlán, estado de Juárez.

Alfredo señaló, que fue agilizado el proceso para apoyarlos y que podrán cambiar sus cheques para reponer los materiales que perdieron durante la tormenta.

“Esa es la parte que sí le toca hacer al gobierno, es muy fácil tratar de ver en el gobierno como el responsable de todo. Al final de cuentas, este recurso, este presupuesto que es 100 por ciento estatal, porque hace tiempo el Gobierno Federal decidió terminar con esos fideicomisos para el tema de desastres naturales, nosotros en Jalisco tenemos nuestro propio mecanismo y estamos destinando los recursos para ayudarles a salir rápido, mucho ánimo, siempre contarán con nosotros”, comentó el gobernador.

Por su parte, Alberto Esquer Gutiérrez, titular de la Secretaría de Asistencia Social, señaló que para seleccionar a las familias afectas para el apoyo, se realizó un censo priorizando las necesidades.

“Menos de 20 días y ya les vamos a entregar a las personas que se vieron afectadas, estuvimos visitando casa por casa, y reiterar que este dinero es 100 por ciento estatal. El cheque que les entregamos hoy ya lo pueden ir a cambiar al banco y hacer la compra de los insumos que perdieron”, palabras de Alberto Gutiérrez.

En el municipio de Acaltlán, no solamente se vieron beneficiados personas de la comunidad, sino que también propietarios de 83 empresas y comercios a quienes se le fueron otorgado en total 39 bicicletas y 44 motocicletas del programa Reactiva Municipios por un monto de 1.120.000 pesos, con la intensión de continuar con el proceso de reactivar la economía en el interior del estado.

MY