Las autoridades de Colombia anunciaron este martes el decomiso de diez toneladas de cocaína que, según el gobierno, tenía oculta la guerrilla del ELN en dos laboratorios cerca de la frontera sur con Ecuador. 

En una operación conjunta militares, policías y la fuerza aérea logró la “incautación de coca” más importante del año, destacó el ministro de Defensa, Diego Molano, en una declaración a los medios.

Según el reporte oficial, la droga estaba en dos laboratorios del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en una aldea del municipio de Samaniego, en el departamento de Nariño.

“Diez toneladas que significan más de 300 millones de dólares que hubieran podido recibir el ELN, grupo armado organizado que era responsable de esos dos laboratorios”, señaló Molano. 

Las autoridades de Colombia anunciaron el martes el decomiso de diez toneladas de cocaína que, según el gobierno, tenía oculta la guerrilla del ELN en dos laboratorios cerca de la frontera sur con Ecuador. / AFP

De su lado, la Fiscalía precisó que el alcaloide estaba en proceso de almacenamiento para su envío a Centroamérica, una de las rutas más utilizadas para el tráfico ilegal hacia Estados Unidos, el principal consumidor mundial de la cocaína colombiana.

En un comunicado, agregó que los complejos cocaleros pertenecerían a la “compañía Jaime ‘Toño’ Obando del ELN”.

Después de medio siglo de guerra contra las drogas con la financiación y ayuda de Estados Unidos, Colombia sigue siendo el mayor productor mundial de cocaína. 

En 2020 la siembra del cultivo del que se extrae la droga ocupaba 143.000 hectáreas, y la producción de clorhidrato de cocaína alcanzó rondo las 1.228 toneladas. 

El ELN es reconocida como la última guerrilla de Colombia tras el desarme de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que negociaron su desmovilización en un acuerdo de paz con el gobierno que esta semana cumple cinco años. 

© Agence France-Presse