En el estado de Oaxaca, el regidor del ayuntamiento de San Pedro Huamelula, Víctor Hugo Insípida, cumplió con una vieja tradición indígena y se casó con un lagarto.

Fue el día de ayer viernes 1 de julio cuando se festejó la especial y tradicional “boda” entre el regidor de San Pedro Huamelula, Oaxaca y un lagarto hembra.

En cumplimiento de una tradición indígena regional que data de hace más de doscientos treinta años, el regidor de San Pedro Huamelula, Oaxaca, se casó con la “princesa Alicia Rubí”, quien es encarnada por una lagarto.

Conforme con lo establecido en la tradición indígena, cada regidor del ayuntamiento de San Pedro Huamelula, en el estado de Oaxaca, debe casarse con un lagarto vivo.

Para esto, el reptil hembra es vestido con las ropas propias de una boda, por lo que aun, el lagarto debe portar un par de indumentarias a lo largo de la celebración.

Sobre la tradición que se realizó el día de ayer viernes 1 de julio, circulan diferentes imágenes en las que se muestra la boda para la que el lagarto, aun lució un velo.

La tradición indígena, se trata de un ritual por medio del que se busca recrear y recordar el día en el que dos etnias de Oaxaca, consiguieron unirse en una boda.

De forma simbólica, la boda entre el regidor y el lagarto, funge como un “sello” del hombre con la naturaleza de la que los indígenas, aguardan que traiga consigo bendiciones.

Así se establece debido a que se cree que la boda deja que pescadores y campesinos de la zona ribereña chontal del Istmo de Tehuantepec, tengan buenas jornadas.

Historiadores y cronistas apuntan que el origen de la tradición, data de un conflicto armado entre el pueblo huave de San Mateo del Mar y etnias del territorio chontal de Huamelula.

La disputa entre las etnias, llegó a su fin cuando las comunidades festejaron una boda entre el rey chontal y la princesa huave.

Pasados los años, el hecho se memora a través de una liturgia simbólica en la que el regidor de San Pedro Huamelula encarna al rey chontal y la lagarto, a la princesa huave.

Al participar en la celebración, el regidor del ayuntamiento de Oaxaca, Víctor Hugo Insípida, se afirmó gustoso de ser parte del festejo, debido a que es una parte de la cultura de la zona y consideró, se debe sostener.

Sobre la liturgia, explicó que se deben cumplir determinados requisitos, como solicitarle a la naturaleza una buena temporada de lluvias, que no falten comestibles y que haya peces en el río.