El gobierno de los Estados Unidos vetó este martes la entrada al expresidente hondureño Porfirio Lobo (2010-2014) por “actos de corrupción significativa”, así como también a la ex primera dama, Rosa Elena Bonilla Ávila, conocida como Rosa Lobo y a sus tres hijos.

Según detalló mediante un comunicado el secretario de Estado, Antony Blinken, “mientras se encontraba en el cargo, el presidente Lobo aceptó sobornos de la organización de narcotráfico ‘Los Cachiros’ a cambio de favores políticos.

Blinken añadió que Rosa Lobo “incurrió en actos de corrupción importantes mediante fraude y malversación de fondos públicos para su propio beneficio personal”.

A principios de este mes, el Departamento de Estado, publicó la denominada “lista Engel”, en la que anunció una serie de sanciones dirigidas a funcionarios corruptos de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Blinken detalló que los sujetos sancionados habrían participado “en actos de corrupción importantes” o bien obstruyeron “las investigaciones de tales actos de corrupción” en estos tres países.