EE.UU. Recientemente, los medios reportaron que la administración del presidente estadounidense Joe Biden cree que Moscú está planeando una operación de “bandera falsa” en el este de Ucrania para justificar una invasión, expresó el viernes la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

“Nos preocupa que el gobierno ruso se esté preparando para una invasión a Ucrania que podría resultar en violaciones generalizadas de los derechos humanos y crímenes de guerra si la diplomacia no logra sus objetivos”.

Declaró Psaki.

Indicaron que el objetivo es enmarcar a Kiev como el agresor para justificar una invasión rusa de Ucrania, agregó el secretario de prensa.

Se declaró que Psaki dijo que, según la inteligencia estadounidense, los operativos rusos ya estaban en posición y que Moscú comenzó a realizar una campaña de desinformación en las redes sociales.

Recomendado para ti: Acusaron a la firma francesa Sézane por humillar a mujer indígena en Oaxaca

Cabe destacar que, el jueves, el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, dijo que Rusia ya estaba sentando las bases para una invasión, planeando “actividades de sabotaje y operaciones de información” para acusar a Kiev de instigar las hostilidades.

Igualmente, indicaron que también señaló que se habían utilizado tácticas similares antes de la invasión rusa de Crimea, fomentando una narrativa de que los rusos étnicos en Ucrania eran el blanco de extremistas ultranacionalistas con el apoyo de Estados Unidos.

Se dijo que, esta vez, la inteligencia de EE.UU. ha notado cómo personas influyentes rusas en las redes sociales han enfatizado los abusos contra los derechos humanos en Ucrania y han culpado a Occidente por el aumento de las tensiones, informó Associated Press.

Reportaron que unos 100.000 soldados rusos se han concentrado cerca de la frontera este de Ucrania, una región donde los separatistas prorrusos han estado luchando contra el gobierno central desde 2014 cuando Moscú se anexó la península de Crimea en Ucrania.

Igualmente, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, desestimó los informes y dijo que se basaban en información “infundada”, informó la agencia de noticias TASS. Moscú ha negado las acusaciones de que tiene la intención de invadir Ucrania.

Imagen ilustrativa. Fuente: Freepik.