El Servicio de Guardacostas de los EE.UU., regresó a Cuba a 83 migrantes irregulares, informó este sábado el Ministerio del Interior, Minint. La última operación de este tipo fue comunicada el viernes con un total de 136 balseros devueltos por las autoridades estadounidenses desde el miércoles pasado.

Ahora, 60 hombres, 16 mujeres y 7 menores residentes en las provincias del oeste de Artemisa, La Habana y Matanzas interceptados en el mar cuando intentaban llegar a EE.UU. “De los retornados dos fueron trasladados a los órganos de investigación, por encontrarse como presuntos comisores de hechos delictivos de gravedad que están siendo investigados”, detalló el informe.

Las autoridades cubanas afirman que mantienen su compromiso “con una migración regular, segura y ordenada” e insisten en “el peligro y condiciones de riesgo para la vida que representan las salidas ilegales del país por mar”.

La Administración de Joe Biden implementó a inicios de este año una política para acoger a 30,000 migrantes mensuales de Venezuela, Haití, Cuba y Nicaragua. En paralelo, expulsará de inmediato a México a los migrantes de esos países que intenten cruzar a su territorio de manera irregular.