Estados Unidos prohibió el miércoles el ingreso al país del primer secretario del Congreso de Guatemala, Felipe Alejos, acusándolo de estar implicado en “importantes actos de corrupción”.

“Como diputado del Congreso de Guatemala, el señor Alejos estuvo involucrado en actos de corrupción para enriquecerse, al tiempo que perjudicó gravemente la actividad económica internacional de las empresas estadounidenses”, dijo el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, en un comunicado.

El gobierno de Donald Trump tomó la misma medida con la exlegisladora Delia Bac.

“Como diputada de 2008 a 2020, la señora Bac estuvo involucrada en actos de corrupción, incluido el uso de su influencia política para el enriquecimiento personal y el beneficio de ella y de su familia”, apuntó Pompeo.

La ley estadounidense dispone que el secretario de Estado puede impedir el ingreso al país de un funcionario o exfuncionario de un gobierno extranjero y sus familiares inmediatos por “su participación, directa o indirecta” en actos de corrupción.

Pompeo afirmó que “la corrupción del señor Alejos y la señora Bac ha socavado el estado de derecho y la fe del pueblo guatemalteco en su gobierno y en las instituciones democráticas y los procesos públicos de su país”.

También quedaron impedidos de ingresar a Estados Unidos la esposa de Alejos, María Ximena Morales, y sus hijos menores de edad.

Alejos, de 36 años, ha tenido varios cargos públicos tras licenciarse en economía en Estados Unidos. Afín al gobierno de Alejandro Giammattei, es actualmente el primer secretario del Congreso por el período 2020-2021. Antes fue vicepresidente del Congreso (2016-2020), presidente de la Comisión del Migrante (2012-2013) y cónsul general en Miami, Florida (2008-2011).

El joven diputado ha sido acusado de integrar una red en la SAT, el ente guatemalteco recaudador de impuestos, que cobraba comisiones ilícitas para acelerar la tramitación de expedientes de devolución de crédito fiscal a empresas. Por este caso la fiscalía intentó cuatro veces levantarle la inmunidad, pero fue amparado por la Corte de Constitucionalidad, la máxima instancia judicial del país.

Alejos fue un gran aliado del expresidente Jimmy Morales en su enfrentamiento con la extinta Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), que destapó varios escándalos de corrupción. Esta entidad adscrita a la ONU abandonó el país en 2019 tras 12 años de funcionamiento porque Morales no le renovó el mandato.

Alineada con Morales cuando fue congresista, Bac, de 61 años, es señalada de construir con fondos públicos una carretera que conducía a una finca de su propiedad. 

Con información de © Agence France-Presse