El Congreso aprobó una ley para combatir la “pornografía de venganza”, la publicación de videos, imágenes o audios sexuales privados sin el consentimiento de los retratados. Esto con una pena de hasta seis años de prisión.

La ley, que ya había sido aprobada por el Senado, arrasó en la Cámara de Diputados con 446 votos a favor y uno en contra. Ahora pasa al presidente para que la promulgue.

Te puede interesar: Venezuela celebró la beatificación del doctor José Gregorio Hernández

Las medidas son ampliamente conocidas como la “Ley Olimpia”, que lleva el nombre de Olimpia Coral Melo, una mujer de Puebla que fue víctima de 18 años de pornografía por venganza en 2013. Además, hizo campaña para su introducción.

En marzo de 2014 presentó un proyecto de ley ante el Congreso de Puebla, que cuatro años después motivó la introducción de sanciones contra el porno vengativo. Las medidas federales fortalecen la ley para proteger a las mujeres contra la violencia y entran en el código penal.

Veintiocho de las 32 legislaturas estatales ya han aprobado sus propias restricciones contra la pornografía de venganza.

Imagen ilustrativa. Fuente: Freepik.