Fuerzas policiales detuvieron en Málaga, en el sur de España, a “uno de los mayores blanqueadores de dinero de Europa”, sospechoso de lavar con sus colaboradores más de 200 millones de euros en poco más de un año, anunció Europol este jueves.

El sospechoso, de origen irlandés y vinculado al llamado clan Kinahan, fue detenido el lunes “como resultado de una operación internacional encabezada por la Guardia Civil española”, indicó Europol en un comunicado.

“Dos de sus socios fueron también detenidos en España, y uno en Reino Unido”, en una operación que incluyó 11 allanamientos en ambos países, añadió Europol.

El organismo no facilitó el nombre del principal sospechoso, aunque una fuente cercana a la investigación y la prensa irlandesa indicaron que se trata de John Francis Morrissey, de 62 años.

Según Europol, Morrissey “y sus socios juntaban grandes cantidades de dinero en efectivo de organizaciones criminales, que luego ‘entregaban’ a otras organizaciones criminales de otros países”.

“Durante la investigación, que duró un año y medio, se cree que los sospechosos lavaron más de 200 millones de euros”, recurriendo a un método informal de transferencia de capital conocido como ‘hawala’, indicó Europol.

El principal sospechoso era “uno de nuestros objetivos de alto nivel”, indicó a AFP Claire Georges, portavoz de Europol.

En abril de este año, el principal sospechoso detenido en Málaga y sus socios fueron sancionados por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, por brindar apoyo al clan Kinahan, de origen irlandés y considerado como una organización criminal transnacional.

El Departamento del Tesoro indicó entonces que Morrissey habría facilitado envíos de droga procedente de Sudamérica para la organización.

En la investigación participaron también agentes británicos, irlandeses y neerlandeses, indicó Europol.

© Agence France-Presse