Nueva Jersey.- Una mujer decidió emprender una demanda contra un local de McDonald’s luego de que afirmara de que en su hamburguesa encontrara lo más desagradable.

Identificada como Amanda Bordois, la mujer asegura haber encontrado en el envoltorio de su hamburgesa manchas y rastros de heces.

Bordois habría comprado su hamburguesa en el Drive-Thru del local y cuando llegó a casa, uno de sus hijos sacó las papas fritas de la bolsa, luego sacó la hamburguesa y notó que había una “sustancia” de color marrón que había manchado el papel del envoltorio así como la mano derecha de la niña, dejando un hedor desagradable.

A pesar de que la mujer llamó al local para reportar lo ocurrido nadie le respondió, por lo que decidió comunicarse con la Policía, diciendo que se sentía con “nauseas y enferma porque ella y su hijo consumieron de las papas fritas tocando el envoltorio de la burguer”, de acuerdo al informe de los agentes que atendieron la llamada.

El dueño del local de McDonald’s negó los hechos, sin embargo, el agente policial Kevin Gandy, quien atendió la llamada, atestiguó a favor de la mujer asegurando que él también vio las heces en el envoltorio.