Santa Cruz – BOL. Después de haber consumido varias bebidas alcohólicas, una mujer no tuvo dinero para pagar la cuenta y decidió dejar uno de sus hijos como prenda de garantía de que volvería con él. 

El preocupante caso llegó a las autoridades, luego de que la abuela del menor llamara a los uniformados para manifestarles que los propietarios del establecimiento la llamaron a informarle que a pesar del paso de varias horas, ella no había regresado ni con el dinero, ni a buscar a su hijo.

La denuncia se presentó como un “abandono de menores”, por lo que las autoridades intervinieron en la casa de la mujer, identificando a su otro hijo, también menor, y poniendo a ambos bajo la custodia de cuidados especiales.

La abuela, además, les confirmó a los oficiales que su hija y su pareja, padrastro de los menores, tienen problemas con el licor y que no es la primera vez que este tipo de situaciones se presenta con los niños.

Por supuesto, la mujer fue arrestada y enfrenta cargos de abandono a menor y por el momento se está estudiando la posibilidad de darle la custodia total de los niños a la abuela materna.