EE.UU.- Cuatro reclusos de una cárcel de Arkansas, Washington, presentaron una demanda contra la administración de la prisión porque el médico de la penitenciaria aparentemente realizó “experimentación médica” con ellos; les suministró un supuesto medicamento contra el covid-19 sin identificar quién lo fabrico, composición o posibles efectos.

A los reclusos los representa la Unión Americana de Libertades Civiles y ellos presentaron la samana pasada ante un tribunal federal de Arkansas la demanda de los privados de libertado.

El alegato de los demandantes es que a los reclusos se les engañaba con la administración de dosis desconocidas del fármaco antiparasitario ivermectina. Asegutan que les decían a los reos que se trataban de vitaminas y antibióticos o esteroides.

Pero contrario a las contraindicaciones que pueden tener estas sustancias, los reos presentaban efectos secundarios que incluyeron problemas de visión, diarrea y dolores estomacales.

El testimonio de uno de los demandantes es que el médico de la prisión comenzó a aplicar a los internos la medicina desde noviembre de 2020.

Se dice que unos 250 presos recibieron el tratamiento; los cuatro demandantes aseguran que sus dosis fueron aplicadas luego de dar positivo para covid.19 en agosto de 2020.

También te puede interesar: Arrestan a un conductor de un autobús escolar por atropellar a una adolescente de 15 años

La demanda cita a la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por su siglas en inglés), que determinó que “el uso indebido de ivermectina para tratar o prevenir el covid-19 puede ocasionar graves daños, como convulsiones, coma e incluso