Las autoridades de Costa Rica anunciaron este viernes la apertura del proceso de vacunación para los migrantes irregulares, quienes deberán demostrar su arraigo en el país.

El viceministro costarricense de Salud, Pedro González, explicó que esta iniciativa tiene como fin “vacunar a la mayor cantidad posible de personas que habitan en el país” y destacó que el proceso se lleva a cabo en conjunto entre el Ministerio de Salud, la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) y el Sistema de Naciones Unidas. 

También te puede interesar: Panamá vacunará a todos sus turistas

Los migrantes irregulares que deseen vacunarse deben demostrar su arraigo en Costa Rica mediante varias opciones como estar incluido en una ficha familiar ante la CCSS; tener registro de hijos inscritos en centros educativos, una nota del lugar donde trabaja que indique el periodo de tiempo laborado o registros de propiedades a su nombre.

Estas personas deberán acudir a un centro de salud para identificarse y no se les exigirá estar asegurado para optar por la vacuna.