Una funeraria de Perú contrató a ciudadanos venezolanos, los cuales estaban en una delicada situación debido a la crisis del coronavirus. Estos deben recoger los cadáveres de personas que han fallecido en el país sudamericano por la enfermedad.

El nombre de la funeraria es Piedrangel. Los cuatro venezolanos que tuvieron esta oferta laboral durante la pandemia son: Alexander Carballo, Luis Brito, Luis Zerpa y Jhoan Faneite.

Te puede gustar: PERRO SE MANTUVO AL LADO DE SU DUEÑO ASESINADO EN LA CALLE

Estos cuatro hombres deben ir a buscar a los cuerpos en diferentes zonas de Lima. Ellos van equipados con mascarillas y trajes de bioseguridad. Trabajan durante jornadas de lunes a domingos, incluyendo la madrugada.

Los sujetos trasladan los restos de las personas a distintos crematorios y cementerios de la capital peruana. Después de su jornada laboral, les realizan una desinfección completa.

Con información de Perú 21 y agencias.