Autoridades en Afganistán informaron que este miércoles por la madrugada murieron más de  1.000 personas y otras 1.500 resultaron heridas a consecuencia del terremoto de magnitud 5.9 que sacudió el este de este país.

El epicentro del movimiento sísmico se encontró a 46 km de la ciudad de Kost a diez metros de profundidad, precisó el Servicio Geológico de Estados Unidos en un estudio especial a esa región.

Medios locales y el mismo Departamento de Información y Cultura de Paktika precisaron que sólo en los distritos de Gayan y Barmal hay más de 1,000 muertos y 1,500 heridos.

Según el jefe de desastre de la administración talibán, Mohammad Nassim Haqqani,  también hubo fallecidos en las provincias de Nangarhar.

Te puede interesar: El papa reza por las víctimas del sismo en Afganistán y los jesuitas asesinados en México

El responsable de Información y Cultura de Paktika, Mohammad Amin Huzaifa, declaró que “la gente excava y excava tumbas”. Añadió que “está lloviendo y las casas están destruidas. No hay lugar donde refugiarse ni comida. Hay gente aún atrapada entre los escombros”.

Se prevé que estas cifras aumenten a medida que progresan las operaciones de rescate, que se ralentizaron a causa de las lluvias y el viento que azota la zona, donde la gente vive en condiciones precarias, según reportes de prensa.