El presidente de EE.UU., Donald Trump, tuiteó este jueves diciendo que “muchas cosas malas están sucediendo en Puerto Rico“.

Esto ocurrió después de que los manifestantes se enfrentaron con la policía el miércoles por la noche. Piden que el gobernador Ricardo Rosselló renuncie después de que se filtraron 900 páginas de mensajes ofensivos.

«Muchísimas cosas malas están pasando en Puerto Rico. El gobernador está bajo fuego. La alcaldesa de San Juan es un persona despreciable e incompetente en la que no confiaría bajo ninguna circunstancia y el Congreso de Estados Unidos tontamente les dio $92 mil millones para la recuperación tras el huracán l a que se perdió, nunca para verse. Esto es más del doble de la cantidad que se le dio a Texas y Florida combinados. Conozco a la gente de Puerto Rico bien y se que son grandiosos. Pero mucho de su liderato es corrupto y le está robando al gobierno de Estados Unidos», escribió Trump en Twitter.

 

El gobierno estima que sobre 90,000 personas acudieron este miércoles al Viejo San Juan para solicitar la renuncia del gobernador Ricardo Rosselló.

La protesta de este miércoles culminó en un caos luego de que las autoridades lanzaran múltiples advertencias para que desalojaran el área, pues los manfiestantes removieron las vallas y lanzaron objetos.

La Policía repelió el ataque con gases lacrimógenos y balas de goma luego de que les lanzaran pirotecnia y gasolina.

Los disturbios continuaron hacia la Plaza de Armas, frente a la alcaldía de San Juan, donde un grupo provocó un incendio, que afortunadamente fue apagado sin mayores consecuencias.

La multitudinaria protesta comenzó a eso de las 5:00 p.m. y transcurrió de forma pacífica hasta cerca de las 11:30p.m. cuando se intensificó la provocación de un grupo de manifestantes.

Una vez calmados los ánimos, decenas de motociclistas convocados por el Rey Charlie llegaron a San Juan, acompañados por René Pérez.

Sin embargo, poco después, un reducido grupo de manifestantes regresó a Fortaleza y continuaron lanzando objetos y provocando incendios, por lo que la Policía lanzó nuevamente gases lacrimógenos.

La oficina del gobernador dijo en un comunicado que Rosselló ha entregado cualquier evidencia de corrupción a las autoridades competentes. El Departamento de Justicia de Puerto Rico ha ordenado a las 12 personas involucradas en la conversación filtrada, incluido Rosselló, que entreguen sus teléfonos celulares para su inspección en los próximos días.
El martes, la Casa Blanca dijo que la crisis política reivindicó las reiteradas acusaciones de Trump de que el gobierno de Puerto Rico es corrupto.
«Los desafortunados eventos de la semana pasada en Puerto Rico demuestran que las preocupaciones del Presidente sobre la mala gestión, la politización y la corrupción han sido válidas», dijo el portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, en un comunicado. «Seguimos comprometidos con la recuperación de Puerto Rico y nos mantenemos firmes en la protección de los contribuyentes y los sobrevivientes de Puerto Rico de la corrupción política y el abuso financiero».