Los legisladores que investigan el asalto mortal al Capitolio de Estados Unidos se expresaron por unanimidad el martes a favor de solicitar acusaciones penales por desacato contra Steve Bannon, exasesor de Donald Trump, por negarse a participar en las pesquisas.

“El señor Bannon cumplirá con nuestra investigación o enfrentará las consecuencias”, advirtió el demócrata Bennie Thompson, quien encabeza la comisión bipartidista encargada de investigar los ataques del 6 de enero contra la sede del Congreso, criticada por Trump y sus aliados. 

“No podemos permitir que nadie se interponga en el trabajo de la comisión especial mientras trabajamos para esclarecer los hechos. Lo que está en juego es simplemente demasiado”, agregó ante el voto unánime de los nueve miembros (siete demócratas y dos republicanos) a favor de la imputación de Bannon.

Steve Bannon, exasesor de la Casa Blanca, no acudió a la citación para comparecer este martes ante esta comisión especial de la Cámara de Representantes que investiga el papel del expresidente republicano en el ataque de sus simpatizantes contra la sede del Congreso, el pasado 6 de enero, cuando los legisladores certificaron la victoria de la elección presidencial de Joe Biden.

El asesor político de derecha le había dicho al panel que retendría testimonios y documentos hasta que se resolviera la apelación de Trump de “privilegio ejecutivo”, que permite a los presidentes mantener en secreto ciertas conversaciones con sus asistentes. 

“El señor Bannon no tiene ningún derecho a ignorar la citación legal de la comisión”, dijo el martes durante la votación la congresista Liz Cheney, vicepresidenta de la comisión y una de dos republicanos que la integran.

La decisión de la comisión abre el camino para que el pleno de la Cámara de Representantes, bajo control demócrata, vote si referir a Bannon al Departamento de Justicia para que decida si lo imputa.

Esa votación tendrá lugar el jueves, dijo el martes el líder de la mayoría demócrata, Steny Hoyer.

Si es condenado, Bannon podría enfrentar hasta un año de prisión, aunque es más probable que pague una multa.

AFP
Steve Bannon y Donald Trump en la Casa Blanca en Washington, 22 de enero de 2017

Bannon, de 67 años, fue uno de los arquitectos de la exitosa campaña presidencial de Donald Trump en 2016 antes de ser expulsado por el multimillonario republicano. 

Aunque no ocupó ningún cargo oficial el 6 de enero, al parecer habló sobre la protesta con el presidente en los días previos al asalto, según la comisión.

rle/led/ag/rsr/dbh

© Agence France-Presse