Foto Ilustrativa. Pixabay

INTERNACIONAL.- Un comportamiento agresivo de este tipo recibirá una fuerte respuesta. “Estados Unidos no está listo a aceptar la realidad objetiva de un mundo multipolar, sin hegemonía estadounidense. La respuesta a la sanciones será inevitable”, declaró la portavoz de la diplomacia rusa, Maria Zajárova.

Agregó la portavoz “Washington debe entender que tendrá que pagar el precio del deterioro de las relaciones bilaterales. La responsabilidad de lo que está sucediendo recae enteramente en Estados Unidos”.

El embajador estadounidense en Moscú, John Sullivan, había sido convocado al ministerio ruso de Relaciones Exteriores para “una conversación que será difícil para el lado estadounidense”. Anunció también Zajárova.

Y es que en respuesta a los ciberataques y a la interferencia en las elecciones presidenciales de 2020 atribuidas a Rusia, Estados Unidos anunció una serie de sanciones financieras contra Moscú y la expulsión de diez diplomáticos rusos.

Las sanciones apuntan a la deuda soberana rusa al prohibir que las instituciones financieras estadounidenses compren bonos rusos a partir del 14 de junio.

Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, declaró el jueves que las sanciones “no ayudarán” a la organización de una cumbre entre Joe Biden y Vladimir Putin, propuesta por Washington.

MR