Decenas de comunicadores de la ciudad mexicana de Tijuana (noroeste) se manifestaron este martes para exigir justicia por el asesinato este lunes del fotoperiodista Margarito Martínez y para que en la investigación se privilegie su trabajo como móvil del crimen.

Reporteros y fotógrafos se congregaron ante oficinas de la fiscalía del estado de Baja California, fronterizo con Estados Unidos, donde el fotoperiodista especializado en temas policíacas fue asesinado el lunes.

Martínez, de 49 años y que colaboraba con el semanario Zeta, La Jornada de Baja California y algunos medios internacionales, fue asesinado a balazos cuando salía de su casa en un sector residencial de Tijuana.

La policía local indicó en un primer reporte que el crimen pudo haber sido motivado por una disputa de Martínez con unos vecinos.

El encargado de la fiscalía regional, Hiram Sánchez Zamora, señaló que la fiscalía no recibió tal versión, que además fue rechazada por los periodistas.

AFP
El cuerpo del fotoperiodista mexicano Margarito Martínez yace en el suelo después de haber sido asesinado a tiros cerca de su casa en Tijuana, estado de Baja California, México, el 17 de enero de 2022

“Nos parece repudiable que quieran se descarte una línea de investigación por el trabajo de Margarito, cuando muchos supimos, lamentablemente él sufrió amenazas”, dijo a la AFP Inés García, una de las periodistas que se manifestó.

Comunicadores y la ONG Yo sí soy periodista han denunciado que el fotoperiodista fue blanco en diciembre de amenazas de por personas que publican un blog y que estarían ligadas a un presunto grupo criminal.

“Hay líneas de investigación que tiene que ver con hechos (las amenazas) que se han comentado aquí”, dijo Sánchez ante los periodistas que se manifestaron.

Adela Navarro, directora editoral de Zeta, confirmó las amenazas y exigió que cualquiera que sea el móvil, se ponga un alto a la violencia contra los comunicadores.

“Lo que vamos a exigir desde el semanario Zeta y desde el gremio periodístico es que se acabe la impunidad” dijo Navarro.

AFP
El Fiscal del Estado de Baja California, Hiram Sánchez, se reúne con periodistas que exigen justicia y un alto a los asesinatos de reporteros tras el asesinato del fotoperiodista mexicano Margarito Martínez, en la ciudad de Tijuana, el 18 de enero de 2022

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (defensoría) exigió que se “realicen las investigaciones pertinentes hasta dar con las personas responsables”.

México es considerado uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo con más de un centenar de comunicadores asesinados desde 2000, según cifras de la defensoría.

En 2021, según un recuento de la AFP, al menos siete periodistas fueron asesinados en México, si bien no se ha determinado que en todos los casos el crimen haya estado ligado a su trabajo.

Más del 90% de los homicidios de comunicadores permanecen impunes, según defensores de la libertad de expresión.

str/sem/st/gm

© Agence France-Presse