Col – Ven. Después de, 2595 días de cierre, el gobierno de Gustavo Petro, presidente de Colombia, logró restablecer las relaciones con el presidente venezolano, Nicolás Maduro, dándole paso a un nuevo inicio con la reapertura del paso fronterizo en el puente internacional Simón Bolívar en Villa del Rosario.

Desde la instauración de su gobierno, Gustavo Petro confirmo que uno de sus objetivos principales era volver a restablecer las relaciones que estaban acabando con la estabilidad económica y de vida de los ciudadanos de la zona de ambos países.

Con el paso de camiones cargados de mercancía desde y hacia ambos lados de la zona, el presidente de Colombia anuncio que se trata de un día histórico no solo para los vecinos, sino también, para toda América del sur, pues los flujos de comercio internacional, flujos culturales y de población, es el primer paso para la globalización.

Uno de los principales objetivos es la recuperación de más de 4000 millones de dólares en mediano plazo y hasta 8000 millones a largo plazo como se hacía antes del cierre.

El gesto de política esperanza a cientos de pobladores de la zona que sobreviven del comercio y que vivieron las adversidades del cierre, siendo los principales afectados.