Alemania.- Un equipo de científicos del instituto Max Planck de Astronomía detectó este jueves la estructura más grande de la Vía Láctea. Se trata de un filamento de hidrógeno bautizado como Maggie y está a unos 55.000 años luz de la Tierra.

El cuerpo tiene 13.000 millones de años de vida y corre de forma paralela al disco de la galaxia.

El coautor Juan Soler encontró la primera pista de este objeto hace un año y fue él quien lo llamó así en honor al río Magdalena, el más largo de Colombia, su país de origen.

“Maggie ya era reconocible en evaluaciones anteriores de los datos. Sin embargo, solo este estudio prueba, más allá de toda duda, que es una estructura coherente”, señaló Soler a la revista de ciencia que publicó su estudio.

También te puede interesar: El cometa más brillante se acercará este lunes a una distancia mínima al Sol

“El hidrógeno es la sustancia clave para formar nuevas estrellas”, explican los científicos. “Aunque es el elemento químico más común en el universo, sigue abierta la interrogante de cómo este gas se acumula para convertirse en nubes, de las que, a su vez, se forman las estrellas”, detallaron.