Washington. Desde la  Casa Blanca impidieron que el Departamento de Justicia llegara a un acuerdo en octubre de 2019. Esto para pagar los servicios de salud mental para las familias inmigrantes que habían sido separadas por la administración Trump.

Así lo declararon dos funcionarios actuales y dos ex altos funcionarios de la administración a los medios.

Recomendado para ti: Voluntarios limpiaron casi 18 toneladas de basura en ríos Tennessee y Clinch el mes pasado

También informaron que el Departamento de Justicia apoyó el acuerdo de manera firme y unánime. Sin embargo, no todas las agencias involucradas estaban de acuerdo.

“Al final, el acuerdo fue rechazado por orden de la oficina del abogado de la Casa Blanca”.

Expresó un funcionario de la administración.

La negativa de la Casa Blanca a aceptar el acuerdo terminó costando a los contribuyentes $6 millones.