Centroamérica –

Al menos unas 400 personas de nacionalidad hondureñas rompieron este miércoles un cerco e ingresaron a la nación guatemalteca.

Según lograron informar los medios locales de comunicación, estas personas buscaron ingresar a la ciudad de Guatemala ubicada a 220 kilómetros de la capital, en el momento en que elementos de la policía bloquearon su camino. Sin embargo, esto no basto, pues la caravana logro romper el cerco y continuó su camino.

Antes de este encuentro entre migrantes y miembros de la policía guatemalteca, otros grupos con una menor cantidad de personas que provenían de San Pedro Sula, intentaron ingresar a Corinto, sin embargo, fueron retenidos por las autoridades quienes le solicitaron su documentación.

A través de un comunicado de prensa, el nuevo presidente Guatemalteco, Alejandro Giammattei expreso que su principal preocupación son los niños que deambulan en las caravanas y que según afirmo el mismo, muchos vienen acompañados de personas que son son sus padres.

De forma conjunta, organizaciones civiles como la Casa del Migrante del Vicariato Apostólico de Izabal y la Cruz roja, según el diario La Prensa Libre, se encuentran listas para recibir a los migrantes que necesiten apoyo.

Con información de Notimex.