Con más esfuerzo del previsto, Brasil  cumplió con el libreto de favorito y venció por 3-1 a la sorpresiva Perú en la final inédita  de la Copa América 2019 que se disputó en el estadio Maracaná y donde Gabriel Jesús fue el protagonista con una asistencia, un gol y la expulsión al minuto 70.

La selección de Brasil  ganó su novena Copa América y lo hizo con la ventaja de la localía en el estadio Maracaná, mientras que el anhelo de Perú de alargar la final y dar una nueva sorpresa en la casa de la Canarinha quedó truncado con el penalti sancionado al minuto 87.

Richarlson puso la calma para la verdeamarela al convirtir en gol  cuando Brasil ya jugaba con 10 luego de la expulsión del jugador del Manchester City, Gabriel Jesús,  por doble amarilla y Perú había tomado confianza.

En el Maracaná, Perú tuvo una valiente puesta en escena y quiso jugar en campo brasileño, pero al cuarto de hora se vio sorprendido por un gol fruto de un desajuste defensivo. Gabriel Jesus, desde la derecha, sirvió al segundo palo, donde Everton libre de marca superó a Pedro Gallese.

 

El tanto derivó de una genialidad de Gabriel Jesús por derecha, desde donde metió un centro a Everton, quien apareció tras los zagueros para definir solo ante el portero Pedro Gallese.

El dominio de Brasil no solo fue en el marcador y llegó a la media hora de partido con una posesión del 62% contra el 38% del rival que se vio superado en el plano individual y colectivo por el anfitrión.

Obligado por las circunstancias, Perú generó algunas aproximaciones sobre el área brasileña y su esfuerzo encontró premio al minuto 44.

La selección brasileña controlaba el juego, sin apuros, pero sin crear peligro y se encontró sin ventaja cuando menos lo esperaba. Un centro de Christian Cueva que Thiago Silva despejó con el brazo. El penalti lo ejecutó Guerrero, convirtiendo el primer gol que recibe Brasil en todo el torneo.

El árbitro titubeó al señalar la mano del zaguero brasileño Thiago Silva y tuvo que revisar el VAR.

Llegó al cobro Paolo Guerrero para vencer al portero Alison sobre el minuto 44, tanto con el que igualó el partido 1-1 y agigantó su leyenda pues a los 35 años es el máximo goleador en activo de la Copa América, ahora con 14 goles.

 

Todo indicaba que el primer tiempo cerraría con un 1-1, pero Brasil logró el segundo gol en la última acción previa al descanso con un disparo de Gabriel Jesús para firmar el 2-1.

 

La parte complementaria fue más pareja, aunque  a la contra, Brasil dispuso de un par de ocasiones para ampliar la ventaja, pero ni Firmino ni Gabriel Jesús estuvieron precisos con el disparo.

La expulsión de Gabriel Jesús al minuto 70 le abrió a Perú una oportunidad de buscar el empate y poner en apuros al anfitrión. El goleador brasileño dejó el juego al recibir la segunda tarjeta amarilla.

Sin embargo Tite movió bien las piezas con el ingreso de Richarlson y Eder Militao para mantener el orden defensivo. La tranquilidad para Brasil llegó al minuto 87 cuando Everton fue derribado en el área con balón dominado y se perfilaba a la portería de Gallese. La acción fue sancionada con el respectivo penalti.

Se paró frente a Pedro Gallese el recién ingresado Richarlison para poner el 3-1 y asegurar  la novena Copa América para Brasil.