Imagen ilustrativa. Fuente: Freepik.

Río de Janeiro. Recientemente, los medios locales reportaron que Brasil cerrará sus fronteras a los viajeros que lleguen de seis países del sur de África. Así lo expresó el viernes el jefe de gabinete del presidente Jair Bolsonaro, el último de una serie de naciones importantes en anunciar restricciones destinadas a combatir la variante Omicron del coronavirus recientemente identificada.

“Brasil cerrará su frontera aérea a seis países de África debido a la nueva variante del coronavirus”.

Declaró el jefe de gabinete, Ciro Nogueira, en una publicación de Twitter.

Destacaron que los seis países son: Sudáfrica, Eswatini, Lesotho, Namibia, Botswana y Zimbabwe, mencionó en otra publicación de Twitter.

El funcionario aseguró que: “vamos a proteger a los brasileños en esta nueva fase de la pandemia en este país. El aviso oficial se publicará mañana y entrará en vigencia el lunes”.

Por su parte, el presidente Bolsonaro aclaró a los periodistas más temprano en el día que estaba considerando tomar medidas relacionadas con la variante. Sin embargo, continuó enfatizando que estaba en contra de restricciones severas.

“Brasil no puede soportar otro encierro. No sirve de nada asustarse”, declaró después de un evento militar en Río de Janeiro. “Voy a tomar medidas racionales”.

Te puede gustar: Buscan a sospechosos de homicidio en Memphis

Por su parte, el regulador de salud brasileño, Anvisa, recomendó el viernes que se restringieran los viajes desde algunos países africanos debido a la detección de la nueva variante COVID-19.

Asimismo, la Unión Europea y varios países, incluidos Gran Bretaña y Estados Unidos, también han anunciado controles fronterizos más estrictos a medida que los investigadores investigan si la nueva mutación es resistente a las vacunas.

Incluso se mencionó que el Ministerio de Salud de Brasil informó en una nota más temprano el viernes que la nueva variante B.1.1.529 representa una posible amenaza futura, pero que su impacto epidemiológico no estaba claro.