De acuerdo a lo informado por la casa de subastas Christie’s, pondrán a la venta una botella de vino Petrus 2000 que pasó 14 meses añejándose a bordo de la Estación Espacial Internacional.

Esta sería la última botella de un lote de 12 que fueron puestas en órbita en el año 2019 para poder estudiar cómo se comporta la materia orgánica en el espacio con miras de crear nuevas tecnologías entorno a la agricultura.

The International Space Station, on which the bottle of Petrus 2000 being offered at Christie’s spent 14 months. Photo: NASA/Roscosmos

El vino francés será ofrecido en una venta privada por un precio estimado de $1 milón de dólares. Se entregará en un estuche hecho a mano que incluye una botella de Petrus terrestre de la misma cosecha, dos vasos de cristal y un sacacorchos hecho de un meteorito. Las ganancias serán destinadas a financiar otros proyectos espaciales.