Brasilia. Recientemente, los medios locales reportaron que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se convertirá oficialmente en candidato a la reelección en una convención del partido en Río de Janeiro este domingo, mientras busca recuperar la ventaja establecida por su principal rival, el ex el presidente izquierdista Luiz Inacio Lula da Silva.

Se dijo que el lanzamiento de su candidatura se produce cuando el mandatario brasilero lucha por ganar terreno entre los votantes, mientras la alta inflación continúa golpeando su imagen ya divisiva.

Indicaron que algunas encuestas muestran al excapitán del ejército casi 20 puntos porcentuales por debajo de Lula, quien gobernó la nación desde 2003 hasta 2010 y sacó a millones de personas de la pobreza gracias al agresivo gasto social durante un período de rápido crecimiento impulsado por las materias primas.

Aclararon que se espera que el derechista Partido Liberal (PL) elija a Bolsonaro como su candidato para la votación del 2 de octubre ante una audiencia de unas 10.000 personas en el estadio Maracanazinho de Río, una medida que se considera el comienzo oficial de la candidatura de Bolsonaro según la ley brasileña.

Te puede gustar: Chilenos apoyan a sobrevivientes de abuso con el “Yo también me defendería”

Indicaron que el izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) nominó oficialmente a Lula el jueves, mientras que el candidato de centro-izquierda Ciro Gomes, en un distante tercer lugar, fue nominado por el Partido Democrático del Trabajo (PDT) el miércoles.

Se destacó que en las próximas semanas, la ya tensa batalla entre los dos principales candidatos debería intensificarse aún más. A mediados de agosto, las autoridades liberarán a Lula y Bolsonaro para participar en la mayoría de las formas de publicidad política.

Precisaron que el gobierno de Bolsonaro ha recurrido cada vez más al gasto social, incluidas las entregas de dinero en efectivo a ciertos electores, en un intento por impulsar su campaña. También ha intensificado sus ataques infundados contra el sistema de votación electrónica de la nación, poniendo en duda si aceptaría una derrota.

Destacaron que su estrella ha caído un poco en los últimos años debido a las investigaciones de corrupción de alto nivel en su gobierno (el propio Lula pasó más de un año y medio en la cárcel debido a una condena por corrupción que luego fue anulada). Sin embargo, sigue siendo una figura relativamente popular entre los brasileños.

Los medios dijeron que, en la convención, se espera que Bolsonaro se concentre en los logros de su gobierno para garantizar la libertad religiosa y económica, incluidos sus esfuerzos para flexibilizar las leyes sobre posesión de armas, según fuentes de campaña consultadas por los mismos.

Bolsonaro. Imagen publicada en las redes sociales @ TRightTimes