CANCÚN.- Hasta el momento se han reportado 230 intoxicados por comer chilaquiles con pollo durante un congreso religioso en Cancún, México, informaron hoy autoridades locales.
En conferencia de prensa, Homero León Pérez, jefe de la jurisdicción sanitaria 2 de la Secretaría Estatal de Salud del suroriental estado de Quintana Roo, precisó que en total 230 personas recibieron atención, frente a la cifra preliminar del miércoles de 60 personas.
De acuerdo con autoridades locales, los servicios de emergencia recibieron una llamada de auxilio sobre los intoxicados que se encontraban en la Iglesia de Jesucristo de Los Santos de los Últimos Días.
Al lugar, ubicado en la supermanzana 38, avenida Tikal con avenida Chichén Itzá, arribaron ambulancias de los servicios privados y de la Cruz Roja para atender a los afectados, por lo que trasladaron a 38 al Hospital General de Cancún.
Los afectados dijeron a las autoridades haber comido chilaquiles con pollo por la tarde y que algunas horas después tuvieron dolor de estómago y vómito.
Los asistentes pensaron que se trataría de un malestar pasajero y fue por eso que tardaron cerca de tres horas en reportarlo a los servicios de emergencia, señalaron las autoridades.
La mayor parte de los afectados fueron jóvenes que asistían a un curso de evangelización.
La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), acudió al templo mormón para iniciar las investigaciones de la intoxicación masiva.