Chattanooga. Este jueves los medios informaron que Thomas Andrew «Andy» Baggenstoss, de 43 años de edad, fue fichado en la cárcel del condado de Hamilton. Esto ocurrió durante el miércoles por la noche por un cargo de tráfico con fines comerciales. Es un cargo por delito grave.

Los agentes de policía de Chattanooga indicaron que llevaban a cabo una operación encubierta de prostitución por internet. Esto en un hotel en Shallowford Village Drive.

Afirmaron que Baggenstoss respondió a un anuncio llamando al número indicado. Los oficiales aseguraron que le dijeron que era para tener relaciones sexuales con una mujer de 17 años. Entonces, indicaron que él accedió a reunirse con ella en el hotel.

Por su parte, la policía precisó que Baggenstoss llegó al hotel. Entonces, le dio al oficial encubierto $100 en efectivo. Luego agarró el pecho de la oficial encubierta antes de ser arrestado. Así lo informaron desde una declaración jurada.

Cabe destacar que Baggenstoss es el propietario de Cumberland Bail Bonds, entre otras compañías de fianzas que se extienden por el este y medio de Tennessee.

Te puede gustar: Oficina del alguacil de Carolina del Norte no hará cumplir el toque de queda por COVID-19

También es propietario de Tennessee Recovery and Monitoring, que proporciona dispositivos de detección de alcohol y brazaletes GPS para el tobillo a los acusados ​​en los tribunales en numerosos condados de Tennessee.

Un juez en el condado de Marion había suspendido en 2017 los privilegios de vinculación de las empresas de Baggenstoss. Esto ocurrió después de que uno de sus agentes fuera sorprendido solicitando a los clientes que pagaran con sexo en lugar de dinero.

Baggenstoss vivió anteriormente en Council Fire en Chattanooga. Sin embargo, dio una dirección de 10100 Fox Cove Road en Knoxville.

Imagen difundida por las autoridades y publicada por los medios.