Europa.- La Policía Nacional de España atrapó al mayor importador de heroína del continente y con él desarticuló a la organización que este dirigía; de este operativo salieron otros nueve detenidos, seis hombres y tres mujeres, líderes de esta red de narcotráfico internacional.

Al hombre se le conocía como el “Pablo Escobar español de la heroína”; en su arresto se le incautaron 55 kilos de material. Su identidad se mantuvo en secreto para poder dar con otros narcotraficantes de Europa pero se dio a conocer que su arresto se produjo en la ciudad de Toledo, a 70 kilómetros de Madrid.

Según el sospechoso maneja una red de narcotráfico que está conectada con otros narcos de Holanda y Alemania; de los Países Bajos se sabe que hacía el puente para que la heroína llegara a Madrid, Castilla, La Mancha, León y Extremadura.

También te puede interesar: 10 meses de prisión a una joven que creó cuentas de Instagram para incriminar a su exnovio

Este “Pablo Escobar español” tenía ocho viviendas distribuídas en Madrid, Toledo y Cáceres; también lavaba dinero con un concencionario de vehículos y un taller mecánico; ambos de su propiedad.

La operación contó con la participación de agentes caninos, que han recorrido las vivienda rastreando la droga. Los agentes también dieron con paquetes de drogas, camuflados en los electrodomésticos del inmueble; también varios cuadernos con anotaciones sobre la actividad criminal, mientras que dos de las armas de fuego y munición se encontraban escondidas en el interior de mochilas infantiles.

Ocho de los diez detenidos fueron llevados a prisión. Se cree que el líder del grupo tenía relación estrecha con un grupo internacional dedicado al narcotráfico liderado por un ciudadano turco apodado “el paralítico”.

Se presume que el capo aún está bajo interrogatorio, se presume que expandió sus fronteras de tráfico a Portugal y Turquía.