Chihuahua, Mx.- Dos sacerdotes jesuitas identificados como Joaquín César Mora Salazar, de 81 años de edad, y Javier Campos Morales, de 79 años, fueron asesinados este lunes dentro de una iglesia por hombres armados en la comunidad de Cerocahui, al noreste de México.

Se supo que los antisociales se llevaron los cuerpos de los hombres del lugar, por lo que la comunidad jesuita exige justicia por estos dos religiosos.

La Compañía de Jesús lamentó estos hechos violentos y expresó en un comunicado su repudio ante este acto que catalogaron “no son hechos aislados”.

“Condenamos estos hechos violentos, exigimos justicia y la recuperación de los cuerpos de nuestros hermanos que fueron sustraídos del templo por personas armadas”, reclamaron los jesuitas, quienes también demandaron “que de forma inmediata se adopten todas las medidas de protección para salvaguardar la vida” de otros religiosos y de los habitantes de Cerocahui.

Te puede interesar: Chofer bajo los efectos del alcohol causa accidente en Puebla (Imágenes)

Durante su conferencia matutina el presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó los homicidios de los dos religiosos e indicó que las muertes ocurrieron durante una persecución dentro de una iglesia del municipio Urique, en el estado de Chihuahua, quienes tras asesinar a un hombre atacaron a los religiosos.

López Obrador precisó que las autoridades ya tienen información sobre los posibles responsables de los asesinatos y agregó que la zona donde ocurrieron los hechos tiene “bastante presencia de la delincuencia organizada”.

Por su parte, la gobernación del estado de Chihuahua condenó los asesinatos de los religiosos y se activaron los mecanismos de coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional y la Guardia Nacional para brindar seguridad a los pobladores del lugar.