Laredo, Texas. Recientemente se informó que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), oficiales en el puerto de entrada de Laredo, detuvieron a dos hombres. Estos eran buscados por delitos sexuales que involucraban a un niño.

Precisaron que los dos arrestos fueron incidentes separados, no relacionados, cuyas órdenes se referían a diferentes condados de Texas.

“Los delitos que involucran abuso sexual, físico o psicológico son particularmente graves y pueden tener un efecto duradero en las víctimas. CBP colabora con otras agencias de aplicación de la ley para llevar ante la justicia a aquellas personas que encontramos que enfrentan órdenes de arresto pendientes por presuntamente cometer estos delitos”. Expresó el director interino del puerto, Eugene Crawford, del puerto de entrada de Laredo.

Destacaron que la primera aprehensión de un fugitivo ocurrió el martes 8 de junio en el Puente Gateway to the Americas. Un oficial de CBP que procesaba el tráfico vehicular que llegaba de México, refirió a Rodolfo Angel Tienda, un ciudadano estadounidense de 59 años, para una inspección secundaria.

Después de escoltar al pasajero a la secundaria, la verificación biométrica posterior a través de las bases de datos de las fuerzas del orden confirmó que el sujeto tenía una orden de delito grave pendiente por abuso sexual de un niño menor de 14 años. Esta fue emitida desde la Oficina del Sheriff del Condado de Zapata ubicada en Zapata, Texas.

Recomendado para ti: California quitará la mayoría de las reglas estatales sobre COVID-19

Se confirmó que la orden estaba activa. El sujeto fue entregado a la Oficina del Sheriff del condado de Zapata para que esperara el proceso penal.

Más tarde esa noche, los oficiales que procesaban los autobuses en el Puente Internacional Juárez-Lincoln detuvieron a Juan Carlos Martínez, quien es un ciudadano estadounidense de 29 años.

El sujeto venía como pasajero de un autobús que ingresaba desde México. Martínez fue referido y escoltado a la secundaria para una inspección adicional. La verificación biométrica posterior a través de las bases de datos de las fuerzas del orden confirmó que el sujeto tenía una orden de delito grave pendiente por indecencia con un niño / contacto sexual fuera de la Oficina del Sheriff del Condado de Dallas ubicada en Dallas, Texas.

Se confirmó que la orden estaba activa. Los oficiales de CBP transportaron al fugitivo buscado a la cárcel del condado de Webb en Laredo, Texas, para esperar los procedimientos penales.

Imagen ilustrativa. Fuente: CBP