CHILE.- Las autoridades chilenas se encuentran investigando la aparición de un socavón gigante de 25 metros de diámetro que apareció durante el fin de semana en las inmediaciones de la mina de Alcaparrosa, en Tierra Amarilla, en la región de Atacama.

El hecho ocurrió sobre una mina de cobre subterránea operada por la empresa canadiense Lundin Mining a unos 665 kilómetros al norte de la capital, Santiago.

Por su parte, el Servicio Nacional de Geología y Minería de Chile, Sernageomin envió personal especializado a inspeccionar el hoyo. Asimismo, ordenó cerrar los accesos de la mina y detener los trabajos en el área inmediata mientras evalúa la situación.

El alcalde de la localidad, Cristóbal Zúñiga, dio los primeros antecedentes a la comunidad sobre la ocurrencia del socavón, que corta por la mitad un camino rural cerca a las inmediaciones de la mina.

Además, solicitó a las autoridades pertinentes “esclarecer cuál es el motivo de por qué se produjo este evento, si es que el derrumbe es producto de la actividad minera por debajo, si es que está conectado o si es que se trata de otra naturaleza”.

Alcaparrosa es una de las dos minas subterráneas que componen la minera ojos del Salado, que produce un promedio de 15.400 toneladas anuales de cobre.