Foto Ilustrativa. migrant caravan/Facebook

INTERNACIONAL.- En las últimas horas, y ante la andanada de personas de las cuales nada se sabe ni de su salud ni de sus intenciones, la policía de Guatemala lanzó este domingo gas lacrimógeno sobre una caravana de miles de migrantes indocumentados que va rumbo a Estados Unidos, con el fin de que desistan de su propósito.

Contingentes policiales y militares cercaron a los migrantes en una carretera del poblado de Vado Hondo, en el departamento de Chiquimula, en la frontera con Honduras.

Después de que la caravana, que tiene unos 6,000 miembros según la policía, insistiera en avanzar, los agentes usaron el gas lacrimógeno, haciéndola retroceder unos 200 metros.

Muchos ya desistieron de su aventura y el resto de estas personas acampan en áreas ya más alejadas de la zona fronteriza, sin embargo, las autoridades refuerzan la vigilancia tanto militar, fronteriza así como sanitaria.

MR