CDMX. El gobierno de México cercó el palacio presidencial con una barrera metálica antes de una marcha de mujeres planificada el lunes para protestar contra la violencia desenfrenada contra las mujeres. Además, el apoyo del presidente a una candidata a gobernador acusada de violación.

También se instalaron barreras alrededor de otros edificios y monumentos emblemáticos del centro de la Ciudad de México, donde hace un año decenas de miles de personas marcharon en el Día Internacional de la Mujer, la gran mayoría de manera pacífica.

“Es indignante, pocas personas nos apoyan en el grito de justicia”. Expresó Becky Bios, quien sobrevivió a un intento de feminicidio, un término para el asesinato por motivos de género, en 2015.

Te puede interesar: Expresidente Fox espera que aprueben ley para legalizar la marihuana en México

La marcha del año pasado, sin embargo, estuvo marcada por enfrentamientos entre manifestantes que dejaron decenas de heridos. Además, activistas arrojando bombas Molotov en el Palacio Nacional y algunos edificios y automóviles destrozados.

“El hecho de que estén atrincherando la ciudad demuestra que están conscientes de que las mujeres las han estado escuchando, las hemos estado mirando y aparentemente ahora son ellas las que tienen miedo”.

Indicó Arussi Unda, vocera de un colectivo feminista.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha dicho que quienes le piden que deje de apoyar a Salgado, miembro del gobernante partido Morena, tienen motivaciones políticas.

Imagen publicada en las redes sociales @GlodeJo07