EE.UU.- Angelina Jolie ha visitado la Casa Blanca para pedir que se aprueben varias reformas destinadas a combatir la violencia contra las mujeres.

La actriz llegó a la Casa Blanca para reunirse con algunos responsables del gobierno del presidente Joe Biden y aprovechó para visitar la sala de prensa y hacer unas breves declaraciones.

“Lo que está ocurriendo es una crisis de salud”, aseguró Angelina, la cual ejerce como enviada especial de Acnur, la Agencia de la ONU para los Refugiados, y ha liderado diversas campañas contra el uso de la violencia sexual.

Esta subrayó la necesidad de hacer un esfuerzo mayor en la educación y prevención, para fomentar el desarrollo de más familias saludables.

Jolie tenía previsto reunirse con los representantes del Departamento de Justicia y con la senadora republicana Joni Ernst para también promover que vuelva a entrar en vigor una ley contra la violencia.

JPE.