COLORADO.- Según comunicó la Policía local, Kerry Endsley, de 73 años de edad fue detenido el pasado 17 de junio luego de que secuestrara a una pareja del condado de Jefferson y obligara a la mujer a llevar una correa sobre el cuello.

Los uniformados respondieron luego de recibir una llamada de un excursionista, quien aseguró haber visto a dos senderistas retenidos a punta de pistola. Luego de llegar a la escena, los agentes encontraron a la pareja y poco después dieron con Endsley.

El hombre desobedeció sus órdenes y sacó un arma, que resultó ser una pistola eléctrica, con la que apuntó a los oficiales. Los uniformados respondieron a la amenaza y el sospechoso recibió la descarga del táser de uno de los agentes, por lo que necesitó ser hospitalizado.

Según revelan los informes, las víctimas cruzaron con Endsley mientras daban un paseo. De repente, este sacó su arma y ordenó a la mujer que se tire al suelo y coloque una correa de nailon al cuello.

En un momento dado, la víctima masculina logró arrebatarle el arma al sospechoso y los dos afectados huyeron de la escena. Además, salió a la luz que ellos conocían a Endsley, quien había alterado su apariencia física y se había disfrazado para su ataque.