El gigante de internet Amazon, a través de su filial de informática desmaterializada AWS, firmó un contrato de almacenamiento de datos confidenciales con los servicios secretos británicos, afirma el martes el diario Financial Times citando fuentes cercanas al expediente.

El contrato está destinado, entre otras cosas, a impulsar el análisis de datos y la inteligencia artificial para el espionaje por parte del servicio británico de inteligencia electrónica GCHQ y las agencias de servicios secretos MI5 y MI6 u otros servicios del ministerio de Defensa durante operaciones conjuntas, añade el periódico financiero.

El contrato se estima entre 500 millones y 1.000 millones de libras (688,5 millones y 1.377 millones de dólares) durante la próxima década, según fuentes del diario, que precisa que los datos deberán permanecer en el Reino Unido y que Amazon no tendrá acceso a ellos.

Sin embargo, esta información podría relanzar el debate sobre la soberanía del Reino Unido sobre sus industrias estratégicas, en un momento en que el gobierno está considerando la posibilidad de excluir al grupo chino CGN del proyecto de la central nuclear Sizewell C, después de haber excluido al proveedor de telecomunicaciones Huawei de la red 5G del país. 

Amazon y GCHQ no respondieron inmediatamente a las solicitudes de información de la AFP y el ministerio de Defensa no quiso hacer comentarios.

ved/spe/ngu/mab/zm

© Agence France-Presse