Tenn. Recientemente, los medios revelaron que los funcionarios de Tennessee informaron que cuatro caballos dieron positivo por una enfermedad bacteriana. Cabe destacar que esta es conocida como fiebre equina de Potomac.

Expresaron que la fiebre es causada por bacterias que se cree que son transportadas por larvas de caracoles acuáticos y otros organismos, incluidas las moscas.

Además, desde el departamento argumentaron que la fiebre no es contagiosa entre caballos y no amenaza la salud humana.

Por su parte, la veterinaria estatal Samantha Beaty precisó que la transmisión se puede prevenir con vacunas y manejo ambiental.

Te puede gustar: Pareja de Carolina del Norte fue acusada tras la muerte de una niña de 5 años

Asimismo, se aclaró que desde el Departamento de Agricultura de Tennessee confirmaron casos en los condados de Hawkins, Robertson y Sullivan, además de un caso en el condado de Wilson anunciado a principios de este mes. En este último, el caballo tuvo que ser sacrificado.

Se dijo que los signos de infección, que incluyen anorexia, diarrea, cólicos, fiebre y laminitis, pueden aparecer de dos a 18 días después de la ingestión. Igualmente, se aclaró que estos pueden ser fatales si no se tratan.

Igualmente, se dijo que Beaty afirmó que los caballos cerca de cuerpos de agua o áreas bajas que podrían acumular agua estancada están en riesgo.

Incluso desde el departamento instaron a proporcionar agua potable limpia y apagar las luces del establo que atraen insectos por la noche.

Imagen ilustrativa. Fuente: Freepik.