Colombia.- La mañana de este lunes, siete personas murieron y 50 resultaron heridas, tras la explosión de un camión cisterna, que transportaba gasolina, en la Troncal del Caribe, a la altura del municipio de Puebloviejo, en el departamento colombiano de Magdalena, al noreste del país, informó RT.

De acuerdo con la Dirección Nacional de Bomberos de Colombia, el camión se volcó en la vía. Hasta el lugar llegó un grupo grande de personas con recipientes (garrafas y pimpinas), rodearon el auto cisterna y pretendían extraer el combustible; sin embargo, minutos después, ocurrió la explosión.

Las llamas que produjo la explosión alcanzó a los que rodeaban al auto y la tragedia aumentó.

El alcalde de Puebloviejo, Fabián Obispo Borja, quien se acercó al lugar, dijo que el número de heridos podría superar los 50. Muchos fueron trasladados, en camionetas, ambulancias y otro tipo de vehículos, a la Policlínica Ciénaga y el Hospital San Cristobal, cercanos al sitio del siniestro.

Son varias las hipótesis en torno a la explosión del vehículo cisterna que hasta el momento deja siete personas fallecidas y 50 lesionadas.

Alrededor de las 7:30 a.m. de este lunes se produjo el volcamiento del automotor, que transportaba gasolina desde la capital del Atlántico hacia Santa Marta. Según relató a sus familiares Manuel Enrique Cataño, conductor del camión, el carro se salió de la vía luego de que intentara esquivar a un reptil que se atravesó en el camino.

El hombre salió del vehículo y se alejó del lugar para revisar sus heridas cuando observó la llegada de varias personas que pretendían recoger algo del combustible que brotaba del camión.

“Él le decía a la multitud que llegó que no se metieran, que no se acercaran porque era gasolina. No hicieron caso y tampoco le hicieron caso a los policías que estaban aquí. Cuando se pusieron a manipular la batería y estaban rompiendo el tanque para sacar el combustible, estalló. Ahí fue cuando pasó toda la tragedia”, relató William Cataño, tío del conductor, al diario El Heraldo

VIDEO IMÁGENES FUERTES

Contraria a esta versión es la información que entregó el alcalde de Pueblo Viejo, Fabián Obispo, en entrevista con el periódico El Tiempo.

El Mandatario apuntó que la misma comunidad manifestó que los pobladores de Tasajera corrieron a auxiliar al conductor del camión cisterna y fue ahí cuando se produjo la explosión, al parecer por una chispa que se generó tras una falla mecánica del automotor.

“Hay una hipótesis en la cual la comunidad señala que un grupo de personas auxilia al conductor. Muchas salieron a mirar el accidente y es ahí cuando ocurre la explosión. Sobre un supuesto saqueo al camión no puedo dar una versión sobre si eso es verdad o mentira. No me consta realmente. La información es que allí llegó población para auxiliar al conductor”, dijo Obispo.